MI CASA
Memorias de un pueblo fantasma
Cuesta creer que todos los habitantes de un pueblo puedan ser desplazados a la ciudad más cercana en pocos años. Cuesta creer que cientos de viviendas de excelente calidad queden sepultadas bajo toneladas de rocas y desechos propios de la faena minera. Cuesta contar historias sobre la casa o población donde viviste cuando esta ya no existe más.