CASI TODO LO DEMÁS
Memorias de un pueblo fantasma
Lo que queda. Lo que va quedando. Hay casas, calles, juegos que simplemente ya no se pueden ver. Otros asoman agónicos entre las rocas por algunos días o meses más. Hay poblaciones y construcciones que se mantienen en pie, pero las rejas repartidas por todo el campamento impiden el acceso a ellas. Así se ven hoy algunos de esos rincones.